Pedro y Pablo

Muchas veces, aún dentro del mismo género, varían temas, colores y estilos. Por ser un dúo, con letras y guitarras, se sabe, las diferencias surgen de la propia naturaleza. Así, Pedro y Pablo a fines de los “60”, y Vivencia a comienzos de los “70”, Sui Géneris y Pastoral supieron tener una identidad única. En un contexto de país, con su gente, parecido. Miguel Cantilo y Jorge Durietz, comenzaron a transitar el camino de la música y la poesía. Con sus guitarras como apoyo, y con voces personales, supieron tener un espacio propio. De la serie infantil Los Picapiedras, tomaron el nombre de los legendarios protagonistas. Comenzaron formando parte de “La Nueva Canción”, un clan de artistas entre los que estaban Jorge Schussheim y Nacha Guevara. Rápido fue el ascenso hacia la popularidad, ya que obtuvieron el máximo galardón en el “Segundo Festival Nacional de la Música Beat”, en 1969. Allí, con uno de sus temas más conocidos, “Marcha de la Bronca”, no solo ganaron el festival, sino que lograron el impulso hacia el reconocimiento masivo. En ese momento, dieron un definitivo vuelco hacia las letras profundas, y el mensaje de “protesta”. En 1970, grabaron su primer trabajo, el que sería el de mayor riqueza musical, “Yo vivo en esta ciudad”. En 1972, luego de varias presentaciones exitosas, graban “Conesa”. A esa altura, el texto de sus temas, y la línea filosófica del dúo, comenzaron a sufrir la censura de la época. Al poco tiempo, Miguel Cantilo se marchó a El Bolsón, un lugar donde muchos jóvenes de aquel tiempo fueron a construir un espacio para la paz, el amor y el rock. Se radicó junto a algunos ex integrantes del grupo La Cofradía de la Flor Solar, para iniciar una experiencia de vida comunitaria. De ahí en más, hubo esporádicas reuniones, hasta grabar un tercer LP “Apóstoles”, en 1975, pero editado seis años después. Varios grupos tuvieron participación en el inicio de la historia del rock nacional. Algunos quedaron en esos primeros años como pioneros. Otros siguieron abriéndose camino, adaptándose y evolucionando. Pedro y Pablo, lograron participar de la primer época. Evolucionaron musicalmente. Creyeron en sus ideas. Y dejaron temas que hoy, son símbolos de lo nuestro. De lo urbano, mezcla de tango y folk-rock. Y no hay dudas, que Cantilo ha sido uno de los mejores compositores de letras dentro del rock. Que ha señalado un rumbo para quienes transitaron esos años. Y que es bueno repasar su música. Vigente desde la primera hasta la última nota.

Discografía: Yo vivo en una ciudad (1970) –  Conesa (1972) –  Apóstoles (1981) – Pedro y Pablo en vivo (1982) – En gira (1984) – Corazón Sudamericano (1985)

Ricardo Debeljuh

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here