Hay personas que se convierten en héroes. Algunos, en héroes mediáticos. Pero también están los que dan un perfil inverso. Es el caso de Raúl Porchetto, nacido en Mercedes, provincia de Buenos Aires, (15/11/49) supo imprimir su sello a partir de su forma de escribir y cantar. De voz original, con mensajes pacifistas, orientados a lo natural y a lo humanístico, comienza a recorrer su sendero musical en 1972. La llegada del primer aire folk, con el “Acusticazo”, deja a Porchetto entre los más destacados solistas. Junto a la aparición de León Gieco, Sui Géneris y Miguel y Eugenio, conformó la legión de representantes del género.
Con “Cristo Rock”, grabado en el “72”, se ubica dentro del escenario rockero. Llega a 1974 habiendo grabado tres simples. Forma un grupo, Reino de Munt, que a pesar de su corta duración genera temas para su segundo álbum. La conformación de la banda era Alejandro Lerner (teclados), Gustavo Bazterrica (guitarra), Francisco Ojsterek (bajo) y Horacio Josebachvilli (batería). Poco tiempo después se reúnen los máximos exponentes del rock acústico: Raúl Porchetto, León Gieco y Sui Géneris dan paso a PorSuiGieco. Participa María Rosa Yorio que aporta su voz clara y cálida. Así, graban un único trabajo, que da como resultado uno de los mejores discos del rock nacional. Tres temas de Porchetto se destacan: “Burbujas musicales”, “Las puertas del Acuario” y “Mujer del bosque”. Durante 1976, su carrera siguió en ascenso, grabando su segundo álbum. Si bien no se caracterizó por ser un personaje netamente popular para el público de rock, sus trabajos fueron múltiples, las presentaciones variadas (teatros, pub, parques, anfiteatros) y su  búsqueda compositiva inacabable. Cuando se decide a producir sus propios discos, obtiene la mayor repercusión con “Metegol”, grabado en 1980 junto a Pablo Guyot (guitarra), Alfredo Toth (bajo) y Willy Iturri (batería). Fue un LP con un sonido impecable. Fue considerado por la crítica como el mejor disco del año. Curiosamente, éstos tres músicos formaron GIT  en 1984, un trío de sonido moderno, de buena repercusión comercial. Hacia 1981, Porchetto vuelve a grabar junto a la banda que lo acompañara hasta entonces. El álbum “Televisión” fue presentado en Obras con buen suceso. Tiempo después, cambió la línea musical abordada hasta entonces. Cambió por un rock más sencillo y rítmico. Pero esa sería otra etapa en la vida del músico. Otra página en la gesta de un antihéroe…

Ricardo Debeljuh

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here