En épocas donde lo nuevo no es precisamente bien visto, los lugares de reunión se van convirtiendo en templos. No escapó a esta idea el incipiente, pero no menos contundente movimiento de rock nacional. Así, en los “60”, un boliche situado por Avenida Pueyrredón al 1700  iba a ser bautizado como “La Cueva”.

Allí se encontraban  buena parte de los iniciadores de la revolución musical mas creativa e innovadora del siglo. El sitio tenía un nombre, Pasarotus, pero el apodo, en realidad fue el que lo hizo famoso. Los que frecuentaban el lugar lo hacían en busca de libertad, arte y comunicación. Todo condimentado con la dosis justa de rebeldía.

Y no pocos fueron los músicos que transitaron por allí, sin pedir a cambio, mas que mostrar su música. Los Gatos Salvajes comenzaron a mostrarse allí, también  Sandro tenía su lugar. Tanguito, Javier Martínez y Litto Nebbia fueron parte de esa tradición.

Un lugar que también tuvo que ver con esos tiempos, fue el Bar La Perla de Once. Las noches se hacían interminables y la efervescencia iba en aumento. Por Maipú y Paraguay, los habitués del Instituto Di Tella, solían reunirse en el Moderno Bar. Un lugar donde las discusiones y el arte de avanzada decía presente cada noche.

Otro bar que recibía a los poetas del momento, fue el de La Comedia, en Paraná y Corrientes, y en Montevideo y Corrientes el mítico La Paz, luego refaccionado por la dudosa modernidad.

A nivel de paseos al aire libre, fue Plaza Francia el sitio más transitado por la juventud rockera. Lentamente el surco que generaron estos lugares, crearon nuevos puntos en cada ciudad, en cada barrio.

Los clubes vibraron con Vox Dei un grupo de letras claras y profundas, con Almendra, los Beatles argentinos, y con Moris, La Pesada de Billy Bond, Nebbia y Los Gatos, Manal, y siguen las firmas…

Si querés compartí con nosotros en la sección “Comentarios”, algún recuerdo o lugar que haya marcado esta maravillosa música que disfrutamos aquellos años…

Ricardo Debeljuh

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here