JOEL VILLAGRA, UN MÚSICO ARGENTINO EN EL CORO MÁS GRANDE DEL MUNDO!!

0
107

 

  1. Contame por favor, ¿cómo te acercaste a la música?

Mis comienzos en la música son desde chico. Ya mostraba mucho interés en la música. Era mi juego. Me encantaba grabarme. Me enseñaron a tocar el piano con colores a los 4 años. Ya tenía un perfil musical y una tendencia muy marcada. Igualmente, lo que más me marcó fue cuando me mudé a un pueblito con mi familia cuando tenía 8 años y por ahí no había tantas facilidades para aprender música, así que agarré libros que tenía al alcance y aprendí música de forma autodidacta. Esa etapa me marcó mucho. Hoy en día me doy cuenta de que no importa el contexto en el que uno esté, si tenés un deseo, un objetivo que alcanzar, si le ponés pasión, lo alcanzás. Así seguí mi autoformación, y siempre siendo muy curioso, aprendí piano, canto y a dirigir coros. Ya pudiendo viajar solo, tuve la oportunidad de ir al conservatorio y a algunos talleres que daban en Zárate, que estaba a unos 25 km de mi casa en ese momento. Finalmente, me mudé a Capital y entré al Conservatorio Manuel de Falla en la Ciudad de Buenos Aires con el canto como mi instrumento principal. Después de ese paso, ingresé a la Universidad Nacional de las Artes, especializándome en la Dirección Coral.

  1. Además sos director, cantante y productor. ¿Cómo vas manejando esos roles?

Si bien los tres roles están relacionados con la música, son roles muy distintos. Últimamente le di más bolilla al rol de productor, generando espectáculos que requirieron mucha cabeza, energía y recursos míos y de las personas que apostaron por ellos. Estoy re contento con el resultado de dos shows que me trajeron muchas alegrías últimamente: un show de Navidad llamado “Navidad en las Películas” y un show de jazz al que llamamos “¡It ‘Happen’ to be show!”. Ambos shows crecieron mucho y han convocado a muchos artistas y mucho público. Las salas explotaban en todos los sentidos. El rol del productor es casi inevitable cuando uno tiene tantas ideas rondando en la cabeza. Es la manera de materializar tus ideas musicales. Así que espero seguir creciendo en este rol y seguir generando espectáculos acá en Argentina y afuera también. El rol de director es en el que más cómodo me siento. Tuve la oportunidad de dirigir durante el viaje a Salt Lake y los directores del Coro quedaron interesados en mi. Les gustó mucho lo que hago y me ofrecieron la oportunidad de ir a hacer un Master en la Utah State University. Me sentí muy honrado. El tema es que acá tengo muchas cosas para poner en orden, así que todavía estoy viendo cuándo realmente podré hacerlo. Pero es otro sueño por cumplir. Aprender directamente de la fuente de esas agrupaciones y directores que fueron una inspiración para mí desde siempre. Y como cantante, es algo interesante lo que pasó, porque el Coro del Tabernáculo me convocó como cantante. Es verdad que buscaban un músico cantante, es decir, que tenga una sólida formación musical y pueda leer partituras además de cantar bien. Creo que eso fue clave para que me eligieran. La experiencia en Salt Lake me terminó de abrir la cabeza. Allá confirmé que soy Basso Profundo, o sea, llego a las notas más graves del registro masculino, así que valoraron mucho eso de mí. No es muy común llegar a esas notas tan graves y no hay muchas personas que puedan hacerlo. Llamé mucho la atención por eso. También tuve la oportunidad de cantar tango frente a mis compañeros. El tango es un género que le tengo mucho cariño, lo siento parte de mí, es algo que es parte de ser argentino. La música argentina me llena de orgullo. Pero no busco muchos espacios para cantar de manera más profesional y salir un poco de la zona de confort que me dan los otros roles. El cantante se expone mucho y tal vez no es un lugar tan cómodo para mí. ¡En realidad no lo es para nadie! Los valientes son los que se exponen con su voz de esa manera. Ojalá todos cantemos un poco más y nos animemos a hacer cosas que no nos atrevemos a hacer. Es necesario. Es ahí cuando realmente uno crece. Pero volviendo, justo hace unos días tuve una reunión con un productor para empezar a gestionar un proyecto musical donde pueda mostrar esa faceta mía en este género a mi manera. Estoy entusiasmado. El rol del cantante es el más escondido en mí, pero es el que me dio esta oportunidad de estar en el coro, así que siento la responsabilidad de profesionalizar esta faceta aún más.

  1. ¿Cómo conociste el The Tabernacle Choir uno de los coros  más antiguos y grandes del mundo?

Yo nací siendo parte de la comunidad de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La Iglesia es la patrocinadora del Coro del Tabernáculo. Por eso, desde chiquito, escuchaba ese coro, ya que cada 6 meses se hace una reunión mundial y el coro suele cantar en esas juntadas. Mi mayor acercamiento a la música del coro fue cuando era adolescente y me interesaba mucho la música coral. Obviamente, ese sonido, ese repertorio, ese tipo de música fue una gran inspiración para mí como artista. Con el tiempo me di cuenta de lo impresionante que era el coro a nivel mundial. Por allá en los 2000, yo era un nenito de 12 años  y recuerdo que el Coro incorporó la Orquesta de manera estable a sus presentaciones, conciertos y álbumes, ¡y me voló la cabeza! Ahí el Coro hizo un gran cambio con su entonces director, Craig Jessop, a quien tuve la increíble oportunidad de conocer en persona en este viaje y le pude agradecer personalmente toda la influencia que había ejercido en mí en aquel momento. El Coro del Tabernáculo es uno de los coros más importantes del mundo, no solo por su calidad musical y lo espectacular que es que tantas personas hagan música perfectamente, sino también por su mensaje.

  1. Con 360 miembros de The Tabernacle Choir y los 110 miembros de la Orchestra at Temple Square, debe contar con una organización ejemplar!

¡IN CRE Í BLE! No lo podía creer. Tienen una coordinación perfecta. Todos saben exactamente lo que tienen que hacer. Son súper organizados. Tienen un ritmo muy exigente. Pero cada uno sabe su rol a la perfección, y qué y cuándo lo tienen que hacer. Realmente cuidan el producto como si fuese un tesoro. Lo es. Son súper cuidadosos, súper detallistas, muy organizados, desde la técnica hasta los cantantes, los músicos, los directores. Todo. Todo fluía. Estar ahí para mí fue como hacer una masterclass de lo que es la organización de algo tan enorme como lo es éste coro y orquesta. En ese sentido hay que sacarse el sombrero con Estados Unidos, porque es algo de su cultura. Son tan profesionales y logran un producto de excelencia porque son muy detallistas, muy estructurados, todo tiene su orden, su por qué y no hay duda de quién tiene que hacer qué y cuándo. Todos saben a la perfección qué hay que hacer. Simplemente quedé maravillado al ver tanto despliegue. Son enormes.

  1. ¿Te resultó sencillo acomodarte a una movida tan diferente y lejos del país?

La verdad que fue una experiencia increíble porque se portaron de diez con los 12 cantantes del mundo que fuimos a Salt Lake. Re buena onda, nos trataron con un respeto impresionante. Tenían todo re organizado, bien claro. Fuimos sabiendo bien qué teníamos que hacer cada uno. Una organización de primera. Obvio que extrañé el mate, los abrazos, el beso cuando saludás, esa onda relajada y cálida que tenemos los argentinos y que te hace sentir en casa, esas cosas que son bien nuestras. Extrañé un montón a Flor y a mis 3 hijos, estuve 18 días sin verlos. Pero valió la pena. Me encantó representar al país así. Y conocí a gente maravillosa.

  1. También fue aceptada tu esposa Florencia Battista para integrar el coro. Se sumará en octubre, contame sobre su arte.

Si! Eso es increíble. Somos el único matrimonio hasta el momento que se incorpora al coro. Hay parejas de hermanas y cuñadas, pero no matrimonio. Me encanta eso.

Flor es una genia. Es una músicaza. Tiene una voz hermosa y es una excelente directora también. Ella produce conmigo todos los espectáculos que hacemos. Es imparable te diría.

Ella también es parte del Tabernacle Choir y lo seremos durante 5 años. No fuimos juntos en esta ocasión porque tenemos un bebé de 4 meses y era mucho tiempo para dejarlo solito. Era imposible. Así que decidimos que ella vaya en Octubre, cuando el bebé ya esté cerca del año. Ya nos dijeron que la idea es que después de este año, una vez que Vicente nuestro tercer hijo sea un poco más grande, podamos ir las siguientes veces juntos. Queremos vivir esta experiencia juntos aunque sea una vez!

Flor también se formó en la Universidad Nacional de las Artes. Toca el cello y canta. Lee música perfectamente. Es socia mía en Colegas Música y compartimos la tarea de productores. ¡Hacemos un montón de cosas juntos! Encontramos la forma y un sistema para equilibrar la vida laboral, familiar y de pareja. Nos gusta hacerlo así.

  1. Eres propietario junto a tu esposa de la marca Colegas Música, de la que se desprende una productora y una academia de música. ¿Contame por favor, cómo funciona, dónde queda y dónde se pueden comunicar quienes deseen información?

Tenemos la marca Colegas Música. Antes de ser pareja, éramos amigos y colegas en la música. De ahí surge el nombre. Y así nos seguimos llamando incluso hoy en día jaja. Digamos que es nuestro apodo. Es raro que a veces nos digamos: “¡Hola Colega!” apenas nos levantamos jaja. Pero es gracioso. Así quedó y nos recuerda lo lindo que fue el comienzo de nuestra relación. Realmente nos admiramos mutuamente, nos encantaba estar juntos y finalmente, al progresar la relación, nació el amor. No fue al revés. Eso tiene una magia. Un dato curioso: nuestros anillos de matrimonio, nuestras alianzas, no dicen nuestros nombres, dicen “colega” jaja.

Al comienzo de nuestro matrimonio surgió la idea de armar nuestra academia de música, a la cual le pusimos ese nombre. La palabra colegas representa una filosofía sobre cómo abordar la música. Queríamos alejarnos de la manera tradicional de enseñar y ofrecer la posibilidad de crear un ambiente más divertido y relajado para aprender música. Los conservatorios más tradicionales enseñan con la intención de que sobreviva el que realmente tiene interés en la música. Pero para nosotros es al revés. Todos pueden interesarse por la música, el tema es cómo se lo presentás. La música es para todos, no tiene por qué ser inaccesible. Hay maneras de que puedas cantar o tocar un instrumento que te genere entusiasmo y no sea tedioso o difícil. El hecho de hacer amigos en la música también es importante. De ahí la palabra amistosa “colegas”. El nombre también encierra ese mensaje.

Y con la productora sucede lo mismo. La productora tiene menos tiempo de vida. Va a cumplir 3 años a fin de este año. Pero se lograron hitos muy importantes en este poco tiempo. Los espectáculos que hacemos acercan contenido de excelente calidad musical a la gente, pero en un formato que es accesible tanto para quienes entienden como para quienes no tanto. En formato de show es mucho más fácil acercar el mundo de la música a todos. Además, en los espacios artísticos tratamos de que no exista la competencia o el divismo. Hay un hermoso ambiente laboral. Todos con el objetivo de pasarla bien y transmitir eso al público. El resultado es mucha pasión puesta en el escenario y un público que nos devuelve eso aún con más pasión.

Por ahora lo mejor es poder comunicarse con nosotros en Instagram. Nos encuentran en @colegasmusica . Ahí hay una comunidad hermosa que sigue todos nuestros proyectos. Pronto estaremos habilitando otros medios de comunicación. 

  1. Has hecho espectáculos en Argentina, en lugares como el Luna Park y Teatro El Nacional. ¿Cómo viviste esas experiencias y tenés idea de realizar otros proyectos? 

Lugares emblemáticos. Hay muchos lugares de Argentina que me encantaría hacer espectáculos. Y hay muchos espectáculos rondando en mi cabeza que me gustaría traer a Argentina y espectáculos que no existen pero que me encantaría que existan. Quizás la situación económica de Argentina hace que no demos pasos seguros en la creación de esos espectáculos. Pero confiamos en que eso va a cambiar. Siempre uno sueña con ver a Argentina mejor, porque eso genera oportunidad para todos. Argentina es un país maravilloso, con muchísimo talento. La gente argentina es increíble. Los artistas son excelentes. Y el público ni hablar. Este año iremos con “Navidad en las Películas” en un teatro muy importante de Calle Corrientes, pero no puedo decirlo todavía. Tampoco puedo decir quienes serán las artistas invitadas, solo puedo decir que no son de Argentina. Te tiré un montón de data ahi jaja

  1. La última, un sueño a cumplir a nivel artístico?

Mi sueño a nivel artístico sin duda es que haya en Argentina, en el idioma español, una agrupación como lo es el Tabernacle Choir y la Orquesta at Temple Square. Esa cantidad de cantantes, esa cantidad de músicos, con un broadcast que transmita esa música cada semana, con esa organización increíble. Sin duda, ese es un sueño para mi desde siempre. Como productor sueño eso. Como director también. Y creo que como cantante también jaja Me encantó cantar en inglés allá pero que hermoso poder hacerlo en español, no?

Gracias enormes Joel!! Ricardo Debeljuh

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!