Por RICARDO DEBELJUH – WWW.SUPER-ARTE.NET
1. Alejandro Picciano, cómo y dónde se formó el grupo? 

Toda la historia de La Porteña empezó un miércoles de agosto del año 2008 en un pequeño barcito del barrio Recoletos en el centro de Madrid. Yo tenía un par de lugarcitos pequeños donde actuábamos con mi exnovia cantando un puñado de tangos clásicos y yo la acompañaba con mi guitarra jazzera de una manera un poco deforme. Eran las épocas de la primera red social musical llamada My Space, por ahí conectamos muchos músicos argentinos que andábamos dando vuelta por el mundo y realmente era muy interesante, porque había más música que chusmerío, espionaje y envidias como suele pasar en Facebook y demás. Por ahí nos habíamos escrito con Federico Peuvrel que vivía en Vicenza (Italia) y de repente un miércoles vino a nuestro barcito “La Cueva del Bolero” a vernos tocar y después nos quedamos charlando hasta las tres de la mañana y nos reímos mucho. Él se acababa de venir a vivir a Madrid y también tocaba con su novia de aquel momento, entonces le dije “venite el miércoles que viene con ella y compartimos el show, ustedes hacen instrumentales, nosotros los cantados y al final hacemos dos o tres juntos”. Y así fue al otro miércoles, y otro miércoles más tarde, ya vino Fernando Giardini, nuestro primer bandoneonista y ya teníamos montado un lindo grupo armado a la vieja usanza y se fueron montando temas y ensayos, y todo fue creciendo de forma natural y en un plano de amistad y diversión.

  1. De quién ha sido la idea Ale?

A esas alturas, no tocábamos en lugares grandes, pero empezaban a salir cosas mejores, como Centros Culturales, y algunos teatros de Barrio que gestionaban las cajas de ahorro por ese entonces y con eso ya hacíamos mucho ruido y además acabamos de editar el primer disco que produjo Litto Nebbia del dúo “De mi Barrio”. Hasta que una tarde me llama Joao Pedro Veira de Portugal y me ofrece hacer una cantidad de teatros muy buenos en su país, pero quería con bailarines y demás cosas.

Siempre le estaré eternamente agradecido, porque nos tuvo mucha paciencia y yo con él aprendí a manejarme en teatros, en saber de luces, de puesta en escena, de tiempos y esas cosas que hay que tener más claro cuando uno monta un show y nosotros al principio éramos un caos con todo eso y él nos dio montones de fechas en Portugal, (Fuimos unas 50 veces) mientras iban saliendo cosas más grandes en España. Al año siguiente Joao me dice “no puedo hacerte repetir en los mismos teatros con lo mismo, ármate un show instrumental y con baile” y para esos show nos pusimos mucho las pilas y surgió el nombre de “La Porteña Tango Trío” que lo de trío con los años se nos cayó por el camino (jeje)

Era el año 2011, y realmente eso nos quedó muy bien y ya era un show profesional. Fue un gran disparador de todo lo que vino después.

Después tuvimos un llenazo total en el Teatro Calderón de Madrid y súper buenas críticas, y desde ese momento bisagra, empezamos a ir a Rusia y otros países de Europa……a viajar en aviones, para todos lados y conocer más de 20 países. Pero todo se fue dando sólo a base de mucho trabajo y de saber mantener la amistad y un grupo humano que si entraba o salía alguien siempre mantuvo una unidad basada en la amistad que tenemos con Federico desde hace tantos años. El que se quiso ir, se fue, y el que quiso venir siempre fue tratado como si estuviera de toda la vida con La Porteña. Con el concepto de que todos brillen y den lo mejor. Si te aplauden a vos, nos aplauden a todos y si me aplauden a mí, mejor para vos también.

Si alguna vez hubo algún problema en casi 13 años, es porque alguno se pensó que lo aplaudían a él solo, pero son cosas que en este mundito de la música y el teatro suele pasar y hay que aprender a manejarlo y no calentarse demasiado, de eso he aprendido mucho del Master Litto Nebbia.

Así que “La Porteña Tango” es casi un nombre nacido en Portugal, porque allí lo estrenamos.

  1. Cuánto tiene que ver Litto Nebbia en tu carrera?

Pff, tendría que escribir un libro y me matarías por no poder parar. Pero principalmente más allá de lo que sabe todo el mundo de él, yo alucino con la sabiduría que tiene para anticiparse a todo lo que te hace ruido en la cabeza o no te deja dormir. Él tiene tanta experiencia y conocimiento en esto, que en dos minutos te dice lo que va a estar pasando el año que viene. Y siempre desde el lado honesto y sensible del asunto, siempre desde los puramente artístico y humano. Sólo siento agradecimiento infinito, por todo lo que ha hecho por mí y toda la gente que me rodea. Sólo nos hicimos amigos un día que yo trabajaba en una revista de música que recién empezaba y nos cruzamos en la Plaza Mayor de Madrid en el año 2002. Nunca intenté agobiarlo con mis músicas, sólo nos reíamos mucho cuando nos juntábamos a charlar y tomar unas cervezas, todos esos años en los que venía muchas veces a tocar a Europa y nos mandábamos mail contándonos cosas.

Una noche del verano europeo del 2008 me manda un mail temprano a la mañana y me dice ¿Dónde es que tocan hoy? Los voy a ir a ver… LITTO NEBBIA!!!! Tenía unos nervios que me iba a dar algo y allí se presentaron con la divina de Alex, en el localcito “La Cueva del Bolero” de Madrid.

Uno siempre piensa ojalá que esté lleno y la gente aplauda mucho y quedemos bien, pero sólo había dos mesitas ocupadas y una era con Litto y Alex. No éramos ni 10 contándonos a nosotros. Un desastre!!!

Pero después del show charlamos mil horas. Yo soy muy verborrágico y tiraba todo mi agobio y hastío sobre las discográficas y demás, de pasarte la vida grabando demos y discos, y yendo a reuniones totalmente perdiendo tiempo. Básicamente le decía yo ahora sólo quiero estudiar, ser mejor y tocar donde salga, no voy más a reuniones, ni bla bla, ni bla bla. Y así el tipo me dice: “No podés pensar así, mándame lo que tenés grabado, yo te digo lo que me gusta y lo que no, y lo editamos en Melopea y en Factoría Autor de España”. Casi me desmayo!!!! A las tres de la mañana, en un bar de Madrid tenía un contrato discográfico!!!!

Es importante que él nunca te dice si está mal o bien, te dice si le gusta a él o no le gusta, parece algo ínfimo, pero conceptualmente es una diferencia enorme.

He aprendido muchísimo de él y aprendo cada día, es un tótem indestructible, con una enorme honestidad hacia el arte, la gente que lo rodea, los que él quiere y sobre todo con él mismo. En fin me honra sentirme su amigo, nos escribimos mucho y me ha ayudado infinidad de veces en cosas que a no tienen nada que ver con la música, como persona que te quiere y se calienta porque algo te salga bien. Así que….. ¿Cómo era la pregunta? Un montón, sería mi respuesta.

  1. Cuatro discos tengo contabilizados con el sello Melopea. Cómo definís cada uno de ellos?

Con La Porteña estrictamente 4 y un Dvd, con Mariel Martínez en dúo hicimos 3 y después también aparecemos en varios recopilatorios y homenajes. Todos tienen algo especial ya que los discos son como hijitos. Yo soy de esas personas que se obsesiona muchísimo en el proceso de creación y la grabación, lo espero con mucha ansiedad a que este editado, lo escucho esa semana unas mil veces, me lo pongo en el coche y después no los vuelvo a escuchar nunca más porque me parece que todo lo podría haber hecho mil veces mejor….soy muy particular con eso, pero me sale así.

Incluso si hay temas que no toco, me los olvido y no me acuerdo ni en que tono estaban. Y tal vez de casualidad lo escucho unos años después y me digo “estaba bastante bien es” pero ya como si yo estuviera fuera de ese disco.

Obviamente “Buenos Aires…Cuando lejos me vi” es el primer disco que grabé con mi hijo ya como Bandoneonista del grupo, eso es algo que no puedo explicar emocionalmente, grabar discos con él, subirte a escenarios en países tan lejanos y verlo tocar al lado tuyo, es sencillamente lo más lindo que me ha pasado en la vida.

Después le tengo especial cariño al disco que hicimos en homenaje a Chupita Stamponi, porque fue hecho con mucho amor y dedicación de parte de todo el trío y de Litto, y no es un típico homenaje a Gardel, Piazzolla o Troilo, es a ese Chupita que hizo unos temas tremendos, y nosotros con nuestro humilde alcance lo hicimos dar vueltas por el mundo y nos trajo muchas emociones muy fuertes.

Además, todo sucedió en un momento raro y con el disco ya hecho, al que hubo que cambiarle la voz y grabarlo de nuevo con Eugenia Giordano y algunos temas con Anita Stamponi. Más allá de eso, lo sacamos adelante y después nuestro espectáculo “Que me van a hablar de amor!” se convirtió en el show que más hicimos y al que más países nos llevó. En 2017 hicimos casi 80 conciertos, fuimos a Rusia, Crimea, Noruega, Ecuador, Estonia, Portugal, España y Argentina donde lo presentamos junto a Litto y la familia Stamponi, nada menos que en el CCK. Creo que fue el show más emotivo de mi vida. Terminamos y me fui al camerino a llorar, no podía ni salir a saludar a nadie.

También le tengo mucho cariño a otro disco raro, que hicimos a dúo con Mariel cuando ya estábamos con La Porteña, y como yo tenía el berrinche de hacer un disco íntimo y con tangos raros, basados en los temas que salían en las viejas pelis del cine de oro argentino, Litto me dijo, vamos al frente con eso y terminamos ese año grabando dos discos.

Me rompí el alma pensando en hacer arreglitos muy diferentes y muy violeros y que el disco tenga una tapa como esos divinos afiches de cine antiguo. Y aunque jamás lo presentamos en vivo, por algo tan gracioso que era que la cantante no se sabía las letras, igual el disco llegó a estar nominado como mejor álbum en los premios Gardel. Lo cual fue un mimo enorme e impensado para nosotros.

Pero más allá de todo, el mayor orgullo fue que grabé un solito de guitarra en el disco de Litto Nebbia “La Canción del mundo”. Ver tu nombre ahí mezclado en los créditos de un disco de él es algo que uno puede soñar de niño y no pasarte jamás. Eso fue increíble!!! Cuando escucho ese disco, pongo la canción y espero que entre la viola y me dan ganas de gritar ese soy yo carajo!!!! Jajaja

  1. En el de “Los 10 años” la voz es de Eugenia Giordano, muy buena por cierto. Los temas son variados y muy representativos de nuestro tango. Cómo ha sido aquella actuación en el Auditorium de Palma de Mallorca?

Con Eugenia Grabamos dos discos “Que me van a hablar de amor – 100 años de Héctor Stamponi” y “10 Años – Concierto Aniversario” Ella tiene una voz preciosa y es muy sentida al cantar. Cuando pasaron los líos con Mariel, la premisa fue que el trío iba primero para siempre ya que es el eje de todo y es lo más difícil de cuidar.

Yo, realmente estaba sobrepasado y muy confuso y Litto en un mail, me escribe “Vos tenés un grupo boludo!!! Eso es lo más difícil, sólo te falta buscar un cantante que te guste y hay un montón por ahí.”

Largamos 2016 haciendo unos cuantos shows instrumentales, en esa época de resurgimiento, después probamos con una chica que no cuajó, pero ya teníamos el disco hecho de “Chupita” y me daba una pena enorme no terminarlo, porque no teníamos cantante.

A mí no me gustaban mucho las que andaban por acá y entonces pensamos en grabarlo con 5 o 6 o las que sean. Pero un día vimos un video con Fede y Mati de Eugenia y aunque todo era muy “casero” y los temas los 10 tangos de siempre, lo miré un montón de veces y les dije a los chicos…… tiene algo, me encanta.

La piba no sabíamos si cantaba en algún lado ni nada, estaba en Facebook y nos la habíamos cruzado en algún boliche alguna vez y poco más. Cuando la llamamos estaba embarazada, trabajaba en una oficina y no cantaba nunca, el panorama era complicado.

Pero se grabó el disco dándole la teta a su bebé recién nacido. Se puso las pilas y trabajamos muy duro juntos. Fue una de las etapas más proliferas del grupo, con esos dos discos, muchos viajes, shows y demás. Fue una época muy divertida y muy linda, pero también de mucho estrés y convivencia, cosa que en los grupos desgasta mucho a todos también.

Fuimos muy felices esos años, pero también terminamos todos con la cabeza medio quemada.

Después de grabar “10 Años”, tuvimos un par de amotinamientos y todo era medio caótico durante ese último año, también con los bailarines. Paramos la pelota y nos dijimos: si una vez lo hicimos, otra vez, habrá que intentarlo, no somos los Rolling y todo esto es un lío bárbaro!! Jajaja Así que siempre con la premisa: el trío para adelante!

Había muchos teatros importantes que hacer y no podíamos vivir pendiente de cómo va la novela y si el día anterior alguien te dice, “No voy” o vivir incómodos y con incertidumbre.

Así que en Abril del 2019 entraron bailarines nuevos y Melisa Fernández en la voz, que por cierto es una delicia de cantante y una laburadora de la música, que conoce mucho más el oficio, que las dos cantantes anteriores y sabe lo que hay que pelear para que se den las cosas. Los cumpleaños son sólo una vez al año!

Yo la conocía desde hace mucho y era una outsider del mundito del tango en Europa, cosa que me encantaba, para evitar todos los vicios que hay en esto. Es realmente una cantante fantástica, es una lástima que este año no pudimos grabar el disco que íbamos a hacer en Buenos aires, porque justo empezó la pandemia y ya no se podía viajar. Ese va a ser un discazo!!! Como te decía antes, ahora es lo tengo en la cabeza y es el que me obsesiona y el que más me gusta de todos, aunque ni este hecho.

6. Cuáles son los planes para el 2021?

Esperando hacer todo lo que quedó colgado este año principalmente. El 19 de enero presentamos un nuevo show, muy a lo grande en uno de los teatros más importantes de España en plena Gran Vía madrileña y con un aforo de 1000 butacas, así que largamos con buen pie. Tenemos muchos viajes de los suspendidos en 2020 a Portugal, Grecia y Alemania, más todo lo de España, y esperemos todo se vaya normalizando y que también podamos viajar a Argentina a hacer nuestro disco, que estará dedicado a la poética de Homero Manzi y hacer allá algunas actuaciones.

Lo importante es que esto se pase, más allá de que uno actué más o menos, por el bien de todos y para que vuelva la felicidad a las calles y a los teatros, que es la parte que nos toca a nosotros también. Hay gente que ha perdido todo y muchísima gente que ha muerto y sufrido mucho. Nosotros somos privilegiados de no haber sufrido nada grave, así que sólo esperemos que poco a poco sea todo más normal y retomar las carreteras y los escenarios, que es lo que nos hace felices. Soy un agradecido de la vida y un luchador, así que hay que aguantar este 2020 que ya en tres semanas por suerte se esfuma y como decía el Flaco Spinetta….mañana es mejor!

Así sea, y gracias enormes!! Ricardo Debeljuh – SUPER-ARTE.NET

TEMAS DEL DISCO “10 AÑOS”

  1. La yumba (Osvaldo Pugliese)
  2. Alma de bohemio (Firpo – Carusso)
  3. La canción de Buenos Aires (Maizani – Cúfaro – Romero)
  4. Bajo un cielo de estrellas (Stamponi – Francini – Contursi)
  5. El choclo (Angel Villoldo)
  6. Libertango (Astor Piazzolla)
  7. Yo no se que me han hecho tus ojos (Francisco Canaro)
  8. Una lágrima tuya (Mores – Manzi)
  9. Balada para un loco (Piazzolla – Ferrer)
  10. Un placer (Vicente Romeo)
  11. La trampera (Anibal Troilo)
  12. Azabache (Stamponi – Francini – Expósito)
  13. Volver (Gradel – Lepera)
  14. Esta noche de luna (García – Gómez – Marcó)
  15. La cumparsita (Matos Rodríguez – Contursi)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here