Encontrar la imagen de aquel “pibe” con su saco y pantalón blanco, formando parte de uno de los grupos de rock argentino más emblemático, con una guitarra eléctrica disparando “punteos” y armonías varias junto a Luis Alberto Spinetta, Machi y Pomo, consagrados intérpretes de la generación setentista, es descubrir a un músico tan novel como talentoso. Tommy apareció en ese Luna Park colmado de almas que esperaban ese “ruido de magia” y no defraudó a nadie. Aquel muchacho que también sorprendía con su virtuosismo junto a Rodolfo Mederos en Generación Cero, se destacaba tanto junto al tango como al rock. Estableciendo que podía dar cada vez más, fue llamado por Astor Piazzolla, para afirmarse como uno de “los violeros” más importantes de aquel momento. Aunque en realidad, su tiempo recién comenzaba.

Ka6R5AKd

Hoy, 30 años después, sigue siendo tan virtuoso y fiel a su propio estilo, como sencillo y humilde a la hora de brindarse a una charla franca. Con su vida en París y su imagen descollante abarcando cientos de escenarios, recibe desde Buenos Aires un llamado que pretende ser un símbolo de respeto, admiración y amistad. Al compositor, director, soñador de nuevas expresiones musicales, y al guitarrista. A quien sabe que siempre hay lugar para una armonía más, dentro de su universo creativo.

 

Tomás Gubitsch – Compositor & director de orquesta … y guitarrista (fuente: www.gubitsch.com)

Sobre el “Disco Perdido”

“Obstination” forma parte del “disco perdido”. Se trata de un proyecto en el cual el modo de distribución del álbum es, precisamente, perderlo. Si te encontrás con él -en un bar, un colectivo, un colegio, un aeropuerto, una cárcel, una plaza, etc.-, te lo llevás y lo escuchás. Si te gusta, lo conservás. Sino, lo volvés a perder donde quieras hasta que llegue a su próximo destinatario. El “disco perdido” es mi respuesta personal (y absolutamente gratuita) a los grandes patrones de multinacionales que “saben” lo que “la gente” escucha y lo que no les gusta escuchar. Lo saben aún mejor que la mismísima “gente”. Por eso no se equivocan nunca… como si fuesen dioses, en resumen. Yo nunca compuse ni toqué para “la gente”. Prefiero hacerlo para individuos, ya que cuando voy a escuchar algún concierto, nunca soy “la gente”, sino que, simplemente, sigo siendo yo mismo. Y vos?

BIO
Tomás Gubitsch nació en 1957 en Buenos Aires. A los 17 años es ya un virtuoso de la guitarra e ingresa en el grupo Invisible – con Luis-Alberto Spinetta – cuyos recitales llegaban a reunir mas de 15.000 espectadores. (“En realidad, habían 12.600 –si bien recuerdo- pero como dimos dos grandes conciertos en el Luna Park, el total sería (12.600 x 2 =) 25.200. Esto, sin tomar en cuenta que debe haber habido gente que vino a los dos… Así que redondear con esa cifra vaga de “mas de 15.000 espectadores”, me parece modesto y falso al mismo tiempo. Por ende, probablemente cierto.”) Paralelamente, forma parte del grupo de tango contemporáneo GENERACIÓN CERO de Rodolfo Mederos.

Astor Piazzolla lo convoca para su gira europea en 1977, en pleno período totalitario. Estas circunstancias históricas llevan a Gubitsch, al final de dicha gira, a instalarse en París.

En Francia, comienza una serie de grabaciones “en nombre propio”. Tanto los discos del dúo Gubitsch-Caló como aquellos del Tomás Gubitsch Trío, son recompensados por distincciones de la prensa especializada. Con ambos conjuntos hace varias giras, participa en festivales internacionales y dá conciertos durante más de quince años.

Aparte de esta larga colaboración con el pianista Osvaldo Caló y el contrabajista Jean-Paul Celea, graba, compone, arregla y/o produce mas de cincuenta discos y CDs con diversos artistas :
Stéphane Grapelli, Michel Portal, Steve Lacy, Glenn Ferris, Jean-François Jenny-Clark y André Ceccarelli, en el campo del jazz europeo, Pierre Akéndéngué, Mino Cinélu, Nana Vasconcelos, Juan José Mosalini y David Dorantes, en la “world-music”, Luc Ferrari, Jean Schwarz y Michel Musseau (entre otros), en el territorio de la música contemporánea, y, en el mundo de la canción, produce albums de Sapho, Jean Guidoni y co-produce con Jean Dindinaud y Nicolas Repac el CD “Toi du monde” de Maurane.

Sus actividades de arreglador, director de orquesta y compositor lo ponen en contacto con solistas de la Opéra de Paris, la Orchestre de Bretagne, l’Orchestre de Rouen, L’Orchestre National de Sofia, New Japan Philarmonic Orchestra, etc.

Su Concierto para Trio y Orquesta – encargo del Ministerio de la Cultura francés – a sido el sujeto de Diálogos, film de Frank Cassenti ilustrando la carrera de Tomás Gubitsch y difundido por la televisión francesa.

Sin dejar de lado la composición estrictamente musical, Tomás se interesa hacia el fin de los años 80 cada vez más a expresiones “trans-disciplinarias”, y comienza a componer para el teatro, la danza contemporánea y el cine.

Es durante ese período que decide abandonar su actividad de guitarrista para dedicarse enteramente a la composición y la dirección.

En 1996 genera una experiencia un tanto fuera de lo común: SANS CESSE – “una ópera-ballet improbable…” según la descripción que le divierte darle. Se trata de una creación en la cual los roles principales se encuentran a cargo de un grupo de 50 desempleados (no artistas). Esta obra concebida conjuntamente con el coreógrafo Didier Silhol, terminó reuniendo una centena de personas sobre el escenario, contando con la participación del Ensemble – Orchestre de Basse-Normandie bajo la batuta de Dominique Debart, el Quatuor Cenoman y Sax 4, solistas provenientes del jazz y del rock, una banda de vientos de l’ENM de Le Mans…).

El CD “Sans cesse (suite…” – extraído del evento citado anteriormente – tal como “Songs of innocence” han obtenido los CHOCS de Jazzman y del Monde de la Musique, y las ffff deTélérama.

Entre algunas de sus más recientes composiciones, citemos el “Concierto para 4 contrabajos y ensemble” (nuevo encargo del Estado Francés), creado en Caen el año pasado, “Distances” (para saxo soprano y orquesta) creado en octubre del 2001 y una serie de piezas de música de cámara incluyendo el saxo – “Igen”, “Monodrame, triptyque en 5 mouvements. Et plus si affinités”, etc. – (encargo del CNR de Nancy), “AU LIEU DIT, LA MI-TEMPS” – obra cuyo principio de escritura es que la composición musical y la danza estructuran simultáneamente la coreografía – concebida con Didier Silhol y dada a ver/escuchar por primera vez en La Biennale de la Danse de Val de Marne, y el “Cacerolazo Concerto”, para bandoneón, guitarra y quinteto de cuerdas – creación mundial en el Rheinisches Musikfest (Alemania).maxresdefault

Finalmente, Tomás ha vuelto a la guitarra… a menos que haya sido la guitarra quien volvió a él… Acaba de grabar el CD + DVD « 5 » (Le Chant du Monde • Harmonia Mundi) (con Osvaldo Caló, Juanjo Mosalini, Sébastien Couranjou y Éric Chalan). Su quinteto actual está compuesto por (Juanjo Mosalini, Éric Chalan, Gerardo Le Cam y Eacob Maciucca).

LINKS y FUENTES:

+ Info y Temas en www.gubitsch.com

+ Info en MySpace

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here