RAÍCES 30 AÑOS - Presentaciones BS As - Montevideo en DVD

“Sin dudas su música sigue presente. Como así también su imagen de tipo querible, sencillo, lejano al mundo del jet-set y de las revistas. Es que Beto respiraba música, dejaba expresar en el bajo su espíritu inquietoycurioso. Encontraba en un sin fin de sónidos heterogéneos y luminosos “su lugar en el mundo”. Era eso y también amistad, lealtad y buena gente. El sigue siendo un invalorable artista que junto a Raíces supo dar una muestra inigualable de música rioplatense. Y en este testimonio de enorme calidad, salen los mejores temas de un grupo que luego de 30 años volvió a vibrar en el Teatro IFT de Buenos Aires y en la Sala Zitarrosa de Montevideo. La fusión del rock, candombe y funk presentes para encontrarnos frente a un valor humano y musical enorme, al frente de una banda que ya hizo historia” Ricardo Debeljuh

BETO por Litto Nebbia – “Me conocí con Beto allá por el “72”. Mientras yo preparaba el trío con Jorge “Negro” González y Néstor Astarita. Beto comenzaba a ensayar con Moris. Los dos aparecimos en ese antológico LP de Moris “Ciudad de Guitarras Callejeras” como sesionistas. Siempre nos topamos de Aventuras Musicales, tocando con Rubén Rada, participando como invitado en otros discos, grabando con nosotros su “Ecológico” y así… Los 30 años de RAÍCES nos reunieron nuevamente. Vinieron Calamaro, Tordó, Jimmy, Campana, y hasta Bengolea (radicado en USA) que no llegaba, mandó para el nuevo disco un hermoso tema instrumental.

BETO SATRAGNI es uno de esos pocos e increíbles músicos que reúne talento y nobleza de persona. Buen humor, gran improvisador, muy leal, soñador, humilde y gran compañero en la ruta. La creación de RAÍCES marcó en nuestro país una forma, una manera de sintetizar el candombe original con lo eléctrico y algunos elementos del rock. Esta banda siempre estuvo integrada por muy buenos músicos, porque se tocaba “bien”. Era prestigioso formar parte de ella. SATRAGNI nació en Canelones el 27 de agosto de 1955, y se fue el domingo 10 de septiembre de 2010. Fecha de cumpleaños de uno de los más grandes creadores uruguayos de la Música Contemporánea: EDUARDO MATEO. Como me avisó MACUNAIMA, nuestro hermano y amigo: “ayer domingo a las 23 horas, nuestro hermano Beto Satragni cambió de estado para siempre”. Siempre estamos juntos, Betito.”

 

DVD - Bs.As - Montevideo

Con Raíces debuté en más de un sentido, literalmente me estrené en comisarías, grabaciones y “jam” sessions. Conocí a músicos consagrados y completos. Perdí diferentes virginidades con este grupo singular de músicos-personas. Aquel sótano era como un club subterráneo. Arriba el país sufría sacudidas bipolares, convivían la represión (y la muerte) con la euforia mundialista. Abajo, los músicos: Tatita, Tony, Lerner, Enzo, Tordó, Durán, Farrugia, Moro, Los Redondos. Un desfile permanente de colegas, una sociedad “secreta” que se asomaba al día para comer un pebete o tomar un moscato, servido por Miguelito en el bar de la superficie. A cincuenta metros de la sala, en la esquina de Diagonal Norte, nos llevaron, con Beto y Pepe Vinci (manager querido), a las instalaciones de Toxicomania, en la Avenida Huergo, justo el día que firmamos el contrato para grabar el disco, el primero, de Raíces. En aquel bar, que todavía existe, vimos la sospechada goleada de la selección frente a Perú.

Un importantísimo número de músicos de las dos orillas todos perdimos algo importante, más que un amigo; un compañero ejemplar, cálido, dulce y sabio. Beto fue un creador y un bajista virtuoso que tocó con todos, desde Moris, Spinetta, Litto, Rada, Moro, David, Botafogo y un incalculable etcétera de talentos musicales. Hace dos años vivimos la hermosa aventura de reencontrarnos todos treinta años después de aquella grabación en Fonema (de Perú y Belgrano), y grabar juntos de nuevo gracias a la generosa ética (amor a la música) de Nebbia y el universo Melopea. Diez años antes nos habíamos reunido en Del Cielito para grabar candombe “beatle” del bueno. Hace dos semanas estaba tocando en Buenos Aires, con la alegría intacta preparando un dvd de Raíces, recopilando memoria y recuerdos para un documental de su grupo-alter-ego; su permanente proyecto vital y musical.

Soy músico y rioplatense gracias a Beto Satragni. Era imposible no reírse con Beto. Era imposible no hacer música “en serio” con Satragni. Vivía frente al mar uruguayo, lo que nosotros conocemos como “el río”. Me escribió contándome que le habían diagnosticado el mal, pero que quería seguir tocando hasta el final, un final que llegó anunciado pero demasiado rápido.Me consta que son muchos, realmente, los músicos y amigos que hoy están llorando la ausencia de este creador y compañero; le recordaremos con el mayor de los afectos, recordaremos su sentido del humor impalpable, sus mates cebados con Armiño, su responsabilidad armónica, su sensibilidad melódica y su candombe progresivo. Su cálida amistad, su corazón ofrecido, su vida entera dedicada a ser el Mejor músico y amigo.

Esperame en el cielo, queridísimo hermano Beto Satragni.”

Este texto de Andrés Calamaro está incluido en el dvd Raíces 30 años, con los conciertos que realizó la banda en Buenos Aires y Montevideo celebrando sus tres décadas.

(Charla con BETO SATRAGNI para www.super-arte.net en la sección Entrevistas de éste sitio.)

 

 

1 COMENTARIO

  1. Muy copado y muy bien dicho .. El amor siempre salva cualquier ausencia .. Beto Satragni fue un pilar de talento nunca declarado por los medios especializados, concentrados en otras lumbreras de menos talento creativo aunque más espectaculares de público .. Fue un uruguayo fuera de serie y no sólo por la maestría de su musicalidad .. la vida y la muerte van siempre juntas aunque no lo querramos entender como poetas ..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here