714

 

“Tengo suerte al mirar atrás, recordando agradecido  una etapa radiante de la vida.”

“Conocí a Gustavo de una manera fortuita que se consolidó de inmediato en amistad. Nos unió allá por los “16”, cuando ambos coincidimos en tener nuestras respectivas parejas.  Todos – menos yo – del Colegio San Roque de Villa Ortúzar.”

index“Tomaba colectivo, subte y nuevamente colectivo para llegar a esos pagos que lentamente fuí conociendo y haciéndolos míos. En el verano del “77” ya amigos, coincidimos en veraneo marplatense. Un grupo de su colegio – en un departamento – y yo con mis padres, hicimos lo que rockeros adolescentes podíamos hacer: MÚSICA.

En la playa, en noches en la rambla, temas argentinos y de Yes, Emerson, Génesis, cantados a dos voces simulando el “inglés” en cada canción. Siendo acompañados por un puñado de curiosos que apreciaban (con razón) el virtuosismo de Gus. El lujo de compartir esos momentos me lo dí yo, obvio.

Luego continuamos la relación en Buenos Aires hasta que las carreras que cada cual emprendió nos colocaron en un lugar más distante.

A los pocos años – necesitado de redondear mi música – llamé a la mejor guitarra de Argentina, Gus, a Fabio Chiozza, excelente en flauta trasversa, y quedé entonces en guitarra acústica y voz.

Había varias canciones mías y otras de Gus (“Desértico”, “Aunque no estás aquí”, entre otras). Jugamos con arreglos inmensos que él hizo y yo aporté mi primera y segunda voz, según los temas. Por entonces Gus YA ERA el mejor violero de rock argentino. Un lujo como artista y súper, como persona.

Allá por diciembre del “79” nos dijimos hasta pronto, pero ya nunca volvimos a estar juntos. Aunque hubo un par de abrazos que hicieron presente la unión y el afecto cuando nos cruzamos.”

Soda_Stereo_Circa_1984Igualmente nuestro corazón siguió siendo fiel a aquellos años felices. Donde conversaciones filosóficas, salidas y música generaron un mundo mucho mejor que el que predicaron por entonces.

nombre-Gustavo-Cerati-Parana-Facebook_CLAIMA20150805_0244_39

Sin dudas él ha vuelto a nacer,en otra dimensión, en un lugar donde será reconocido por su ARTE y Alma de luz, para siempre.

R.D.

un año de su muerte, Gustavo Cerati fue en la ciudad de Paraná homenajeado. Allí, en uno de los barrios de la capital entrerriana, una calle lleva desde hoy su nombre. La propia familia del músico se encargó de comunicar la grata noticia.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here